LOS ANTECEDENTES PENALES DE RICK WAKEMAN

mayo 5, 2017

Me desperté esta mañana. ¡Buff!, mi cabeza me palpitaba tanto que no podía dormir. Mis ojos me habían dejado de prestar servicio. Anoche adelanté a un coche de policía a 93 millas por hora en una zona de 30. Es lo que dijeron. Soy culpable, así que soplé por el alcoholímetro. Contemplé cómo esos lindos cristalitos viraron a un tono azul desagradable. Me llevaron a la comisaría pero rehusé realizarme el control sanguíneo, así que acabaron consiguiendo mi orina. ¡Oh, tío, es desgarrador!

Menos de un minuto duraba esta interpretación vocal que el cómico británico Bill Oddie se prestó a realizar para el álbum Criminal Record de Rick Wakeman y que rompía con socarronería la instrumentalidad del resto de este trabajo conceptual basado en el crimen, el castigo y la villanía. La obra pretendía retomar el formato de su ópera prima, The Six Wives of Henry VIII, también con seis cortes instrumentales, pero esta vez el piano tomaba una mayor relevancia tal y como dejaban adivinar las imágenes de la portada y contraportada del disco.

01 RW's Criminal Record piano

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

TOP OF THE ROCKS

febrero 10, 2017

Los rankings siempre resultan muy llamativos. En los años 80 cayó en mis manos una lista de los 100 mejores álbumes de rock de la historia publicada por una revista musical especializada. La atesoré durante muchos años casi como prueba escrita que pudiera servir para demostrar tanto a desconocedores del tema como a incrédulos que los trabajos progresivos han sido relevantes en la historia reciente de la música.

Entre clásicos de Simon & Garfunkel, Rolling Stones, The Beatles, Bob Dylan, Bruce Springsteen, Santana, Fleetwood Mac, Derek and The Dominos, Bob Marley, Queen, Eagles, Dire Straits o The Police (por citar algunos), no faltaban en ella los más conocidos trabajos de Alan Parsons Project, Asia, ELO, ELP, Jethro Tull, Genesis, Kansas, King Crimson, Mike Oldfield, Pink Floyd, Rush, Supertramp, Yes e incluso la entonces joven banda Marillion.

Dark Side of the Moon de Pink Floyd encabezaba la relación, en la que también aparecían los álbumes Wish You Were Here, The Wall y Meddle. El disco más valorado de Genesis era Selling England by the Pound, por encima de The Lamb Lies Down on Broadway, Foxtrot y Nursery Cryme. Además recuerdo que el puesto nº 10 lo ocupaba Close to the Edge de Yes y que Fragile, The Yes Album y Yessongs también se hicieron hueco en la clasificación.

Completaban el podio Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de The Beatles y Highway 61 Revisited de Bob Dylan pero el puesto nº 4 estaba reservado para Tubular Bells de Mike Oldfield, todo un reconocimiento para el multiinstrumentista de Reading pese a que no colocara ningún otro disco en ese top 100.

01-album-covers-collage

Lee el resto de esta entrada »

THE BLACK SHOW (The Musical Box, Barcelona 3/11/16)

noviembre 20, 2016

En una entrevista, Phil Collins abordó sus recuerdos de la época de Genesis de mediados de los 70 -cuando Peter Gabriel todavía integraba la formación- con estos términos: “Éramos bastante populares pero no éramos The Who. Se habla de aquello como ‘los años dorados de Genesis’. ¿Dónde? No los vi en el público”. En boca de Collins esta afirmación puede parecer cargada de resentimiento, pero lo cierto es que en aquellos tiempos Genesis era poco más que una banda de culto, valorada en la prensa musical por su seriedad musical y su ingenio escénico, pero con todavía pocos adeptos.

El guitarrista Steve Hackett lo confirmó en otra ocasión: “Los primeros álbumes no fueron particularmente exitosos. Sé que eso ahora suena increíble porque piensas en la historia y crees que el éxito es inmediato, pero no lo fue”. Genesis se decantó por ser una banda de álbumes y no de sencillos, estaba de gira constantemente para dar a conocer su planteamiento musical y no logró estabilizarse económicamente hasta que se consolidó en el mercado norteamericano, poco después de que Peter Gabriel se separara de sus cuatro compañeros.

Por todo ello resulta más que meritorio el trabajo de la banda canadiense The Musical Box, que rescata del pasado el repertorio en directo de aquel quinteto británico de rock progresivo, mimetizando con absoluta fidelidad y maestría sus actuaciones, tanto a nivel musical como escénico. “No son una banda tributo” -recuerda Collins- “Han tomado un periodo y lo reproducen fielmente, del mismo modo que alguien podría acometer una producción teatral”.

01-banner-the-musical-box-barcelona-3-11-2016

Lee el resto de esta entrada »

VIAJERO EN IBIZA

septiembre 1, 2016

Mediados de noviembre de 1995. Hacía unos días que había aterrizado en Ibiza con vistas a residir durante 9 meses y me encontraba dirigiendo mis pasos por el paseo Vara de Rey de la villa pitiusa. La fotografía de un reclamo publicitario de la isla en una agencia de viajes llamó mi atención: se trataba de la imagen de un cautivador islote de laderas escarpadas, agreste y a la vez apacible.

01 Es Vedrà y torre del Savinar

Tan pronto como entablé amistad con gente de allí me explicaron que el islote de Es Vedrà estaba cargado de misticismo. La primera vez que lo vi, unos meses más tarde, estaba rodeado de una bruma matinal que contribuyó a forjar en mí ese aire mágico. No fue la única ocasión que me acerqué hasta él. Como embrujado, dirigí mis pasos hasta la torre del Savinar (o del Pirata) en varias ocasiones para divisarlo: bien después de un baño en la cercana cala d’Hort, bien como colofón a una excursión diurna a la antigua cantera de Sa Pedrera (conocida como Atlantis por los lugareños) o bien para contemplar desde ese punto tan privilegiado la puesta de sol.

Lee el resto de esta entrada »

DELICATE SOUND OF GILMOUR (David Gilmour, Viena 27/6/16)

julio 1, 2016

Las llaves de Pink Floyd las lleva custodiando el guitarrista David Gilmour desde hace ya varias décadas. Podría ser éste acusado de egoísta por ello o incluso de ególatra – al igual que el anterior líder de la banda, Roger Waters – pero tras el deceso del teclista Richard Wright la ansiada reunificación de los restantes miembros de la mítica formación dista bastante de tener fundamento lógico.

La pereza es otro de los pecados que se le pueden reprochar a Gilmour. Desde que inició su andadura en solitario en 1978 (con un disco que se empapaba de los sonidos de Animals) ha ido publicando un álbum prácticamente por década y para que salgan las cuentas debemos ser permisivos y contabilizar la etapa de Pink Floyd en los 90 como suya. Actualmente, con 70 años a sus espaldas, se ha liberado más si cabe de cualquier tipo de yugo inquisitivo y tras la publicación de su mejor álbum en su haber, Rattle That Lock, se ha sumergido en una nueva gira por escogidos escenarios europeos que olvida como de costumbre tierras hispanas.

01 Rattle That Lock (Eyes)

Lee el resto de esta entrada »

EL HOMBRE PROGRESIVO: RETRATO ROBOT

mayo 10, 2016

En los años 90, cuando Internet era algo tan exclusivo que el común de los mortales ignoraba su existencia, las publicaciones periódicas en forma de fanzine suponían la mejor manera para mantenerse informado de todas las novedades musicales. Dentro del ámbito del rock progresivo o sinfónico, la revista Lunar Suite supo marcar las diferencias.

Conducida desde Zaragoza por Alberto Torró y sus colaboradores, la publicación fue un referente informativo para los seguidores del género, pues combinaba interesantes noticias con reseñas discográficas, crónicas de conciertos, entrevistas y otras secciones periódicas, tanto de divulgación u opinión como de tinte humorístico.

En cierta ocasión publicaron un artículo entretenido y singular que diseccionaba el comportamiento del hombre sinfónico-progresivo en forma de decálogo. Dicho estudio sigue manteniendo su vigencia dos décadas después, por lo que me he permitido revisarlo en este post que pretende rendir tributo a aquel increíble equipo de redactores.

Retrato robot prog

Lee el resto de esta entrada »

LIVE IS LIFE

marzo 7, 2016

En los tiempos que no existía la música digital y se compraban vinilos, solía hacer mi particular “ruta del disco” por la calle Tallers de Barcelona. Si en época medieval ésta era la calle de los cortadores de carne, a finales de siglo XX era lugar de paso obligado para cualquier melómano, pues ahí se agolpaban las tiendas especializadas de discos, nuevos o de segunda mano. Discos Castelló (con tres establecimientos), Revolver, Music World o Impacto eran solo algunas de ellas, pero no muy alejadas de allí se encontraban Pelayo 14 (en la calle con ese mismo nombre y número), Papermusik (en la calle Riera Alta) y otras tiendas de coleccionismo dispersas por el barrio del Raval barcelonés.

01 Live is Life (tiendas de discos)

Lee el resto de esta entrada »

EL PEREGRINAJE DE ROBERT BERRY

enero 16, 2016

El multiinstrumentista Robert Berry se convirtió sin planearlo en testigo excepcional de los tejemanejes progresivos de la segunda mitad de los ochenta. Después de darse a conocer durante casi una década en la zona de la bahía de San Francisco con su formación Hush, publicó en 1984 un álbum en solitario y formó la Robert Berry Band para interpretar sus canciones en directo. Curiosamente el baterista de aquella banda se trató de Preston Thrall, hermano del que luego fuera guitarrista de Asia, Pat Thrall.

Las canciones que fue componiendo en Soundtek, su estudio californiano, llamaron la atención de algunos pesos pesados de la industria musical norteamericana, entre ellos el gurú de Geffen Records: John Kalodner. A partir de entonces se cruzaría primero en su camino con Carl Palmer (ELP) y después con Steve Howe (Yes, Asia, GTR), aunque su nombre se daría a conocer mundialmente al formar parte del trío 3 junto a Emerson y Palmer después de que una reunión de los componentes originales de ELP se viera frustrada en 1987.

Tanto en su página web como en el libreto de su álbum de 1993 Pilgrimage to a Point el artista estadounidense da buena cuenta de este curiosísimo periodo de su carrera musical en primera persona.

Robert Berry

Lee el resto de esta entrada »

ROGER DEAN’S ASTRA (El robot)

noviembre 15, 2015

A principios de 1984 tanto la compañía como el manager de Asia decidieron que el bajista y vocalista John Wetton tenía que regresar a la banda. Los mismos que precipitaron su marcha lo trajeron de vuelta, reforzando la posición de éste aunque no por ello diluyendo su recelo: “Sabía que no podría considerarlos amigos del alma nunca más y sentí que tendría que mantener las distancias con todos y cada uno”.

La normalidad dentro de la banda pareció restablecerse, aunque era cuestión de tiempo que volvieran a emerger discrepancias entre Wetton y el guitarrista Steve Howe. Después de casi medio año trabajando juntos al final el primero acabó por propinarle el puntapié al último. “Antes de que supiéramos qué había pasado, John estaba de vuelta. Estuvimos en un estudio durante dos semanas y trabajamos muy bien todos juntos en el material de Astra. Creo que iba a ser un buen álbum. Pero entonces, de manera totalmente inesperada, John dijo que no quería trabajar conmigo. Sonreí, dije adiós y poco después formé GTR”, recuerda Steve.

Los componentes restantes pensaron llenar su vacío con algún guitarrista de sesión de renombre, como Jeff Beck o David Gilmour, pero finalmente un directivo de la discográfica Geffen propuso al suizo-canadiense Mandy Meyer. Éste recuerda así su primer contacto con la banda: “John Kalodner me organizó una audición y fui a Inglaterra a probar. A la banda le gustó lo que escuchó y enseguida empezamos en el estudio a trabajar en el tercer álbum del grupo. Tenían mucho material, como 25 o 30 canciones, era increíble”.

Astra painting (Roger Dean)

Lee el resto de esta entrada »

LOS ALBORES DE OMMADAWN

octubre 21, 2015

La personalidad introvertida de Mike Oldfield da pie a que cada una de sus composiciones musicales pueda interpretarse como una ventana hacia su universo interior. En Ommadawn, su tercer trabajo, dicha ventana se mostró diáfana, como bien reflejaba la bella fotografía tomada por David Bailey que sirvió de portada al álbum. Por primera vez el rostro mesiánico del compositor se mostraba ante el gran público pero, más allá del valor aparente de la imagen, Ommadawn iba a representar un auténtico autorretrato sonoro.

La sesión fotográfica para la portada se realizó en The Beacon, la casa del condado de Hereford donde el artista se había recluido tras el éxito de Tubular Bells. Su campiña había inspirado las notas de su apacible segundo álbum, pero las críticas sobre su repetitividad vertidas por la prensa musical minaron la frágil personalidad del joven Oldfield hasta el punto de llegar a rehusar del mismo.

El multiinstrumentista intervino en septiembre de 1974 en el concierto de respaldo al baterista Robert Wyatt y unos meses antes acompañó en el escenario a Kevin Ayers, pero durante ese otoño su estado anímico decaeria, negándose a aparecer en la presentación del álbum Star’s End de su amigo David Bedford y en las actuaciones que éste realizó para promocionar las versiones orquestales de Tubular Bells y Hergest Ridge.

Lee el resto de esta entrada »