BUFONADAS

febrero 20, 2020 by

El ilustrador inglés Mark Wilkinson recordaba en su libro Shadowplay estas palabras de un actor que no desveló: “Las mejores oportunidades en la vida llegan a través de la ventana lateral, nunca por la puerta principal. Y ocurren cuando menos te lo esperas”. Wilkinson empezó dibujando para pasar el tiempo y acabó estudiando en una escuela de arte. Después de unos cuatro años elaborando sobrecubiertas para libros y carátulas para películas de video, decidió orientarse hacia lo que más le apetecía: las portadas de discos. Un día de 1982, uno de sus compañeros de piso oyó en una conversación de bar que un grupo de diseño llamado Torchlight (capitaneado por Jo Mirowski) estaba buscando a un artista desconocido para trabajar en un proyecto gráfico musical. Sin más, Wilkinson contactó con ellos para una entrevista y éstos le dijeron que había llegado en el momento adecuado, pues tenían un encargo por parte de una nueva banda de EMI llamada Marillion. El ilustrador desconocía su existencia pero dejó un portafolios con varios diseños para su valoración. Su suerte empezó a dar un vuelco cuando le llamaron para comunicarle que el trabajo era suyo: iba a ilustrar la portadas de los primeros sencillos de la formación y, si la cosa funcionaba, otros temas visuales similares le serían encomendados para los siguientes álbumes.

01 Jester (Marillion)

Lee el resto de esta entrada »

SIN SUEÑOS

diciembre 13, 2019 by

El conocido periodista y coleccionista musical Jordi Tardà escribió para el periódico El Observador la siguiente reseña referida a un suceso de 1991: “En la última convención internacional de Virgin celebrada en Portugal, se vivió una curiosa anécdota. Mike Oldfield, su compañera gallega, su mánager y unos amigos descansaban plácidamente en El Algarve, cuando se enteraron de que Branson y los suyos estaban en un hotel. Oldfield y sus amigos esperaron fuera y, cuando los ejecutivos de la compañía salieron, se pusieron a tocar y a cantar como si de músicos callejeros se tratara. Incluso pasaron el plato, en un acto que fue calificado por la compañía como de ‘humor inglés’”.

01 Mike Oldfield (Heaven's Open)

Lee el resto de esta entrada »

LOS GRAFFITI DEL MURO

noviembre 30, 2019 by

Cuando, en agosto de 1975, el diseñador de ropa londinense Malcolm McLaren estaba buscando un vocalista para la banda que representaba (The Strand), se fijó en un chaval con el pelo tintado habitual de Sex, su tienda de moda alternativa del barrio de Chelsea. Éste no era realmente cantante, pero sus atuendos (llevaba puesta una agujereada camiseta de Pink Floyd sujeta con imperdibles a la que le había rotulado las palabras “I hate” por encima del nombre de la formación progresiva) y su particular lenguaje lo hacían adecuado para las pretensiones del mánager y del resto de componentes. El chico se llamaba John Lydon pero pronto lo rebautizaron como Johnny Rotten [Juanito Podrido]. La banda también cambió su nombre por otro más malicioso: Sex Pistols.

A pesar de todo el bagaje ofensivo atribuído a Johnny Rotten tanto en su etapa con los Pistols como posteriormente con PiL, no se le conoce ningún episodio en el que se le ocurriera escupir a su audiencia. Esa acción la realizaría precisamente Roger Waters, el bajista de los Floyd, un 6 de julio de 1977 para descargar la alienación que llevaba dentro. Su ira sería el punto de partida de la siguiente obra de Pink Floyd, el doble LP The Wall, que se publicaría en noviembre de 1979 y cuyo notable éxito dejó en un insignificante plano a los rescoldos del punk.

The Wall tuvo desde su concepción una triple dimensión artística: como álbum, como espectáculo en directo y como cinta cinematográfica. Cuando, después de la gira, se quiso llevar el proyecto a la gran pantalla pensaron que un cantante como Bob Geldof podría encarnar al personaje protagonista de Pink. Pero Geldof era el vocalista de Boomtown Rats (un grupo irlandés próximo al punk), así que cuando su mánager le indicó esa posibilidad no es de extrañar que éste contestara: “A tomar por culo. Odio a los putos Pink Floyd”. Dió la casualidad de que Bob Geldof y su agente mantuvieron la conversación en un taxi camino del aeropuerto y que el taxista no era otro que el hermano de Roger Waters, así que tampoco resultó raro que el bajista recibiera una llamada de su hermano diciendo: “Nunca adivinarás a quién acabo de llevar en mi taxi…”.

01 The Wall (memorabilia)

Lee el resto de esta entrada »

CANCIONES DISTANTES

noviembre 11, 2019 by

Richard Branson le regaló un telescopio a un treintañero Mike Oldfield y éste estaba tan fascinado con su juguete nuevo que nos invitaba a acompañarle por el espacio exterior con su canción Saved by a Bell, perteneciente al álbum Discovery: “¿No te gustaría mirar por mi telescopio? La Vía Láctea tiene una vista preciosa”. No resulta muy complicado imaginarse a este trekkie confeso consumiendo sus horas muertas en busca de nebulosas, constelaciones y planetas cual tripulante de la nave estelar Enterprise ni parece disparatado que el multiinstrumentista pudiera, además, soñar despierto con un posible contacto entre el más allá y su punto de observación al final del camino En Cavuaz, en la localidad alpina de Villars-sur-Ollon.

De haber sabido que a un lejano planetoide del Sistema Solar le iban a denominar con su apellido en honor suyo, de buen seguro que hubiera enfocado su telescopio en busca de ese cuerpo celeste descubierto el 8 de octubre de 1920. Pero corría el año 1984 (aquel que George Orwell visualizó en su novela política y que dio origen a un conocido cómic de ciencia-ficción) y para dirigirse a este y otros acontecimientos especialmente espaciales debería atravesar un agujero espacio-temporal de una década. Un viaje en el tiempo de libro, definitivamente.

01 Mike Oldfield Discovery

Lee el resto de esta entrada »

CREEPSHOWS

octubre 31, 2019 by

Desde pequeño siempre tuve afición por las historias fantásticas y de terror. Mi personaje favorito de Barrio Sésamo era el Conde Draco y, cuando era posible, me gustaba ver películas de miedo frente al televisor (la serie Mis terrores favoritos todavía permanece latente en mi memoria). Un amigo algo mayor también compartía esta afición y algunas noches de verano nos entretenía leyendo los relatos de este género que tuviera entre manos. Así fui introducido a los mundos de Lovecraft y Poe, y así también conocí la existencia de un magnífico cómic llamado Creepy. Eso fue bastante antes de que los japoneses nos invadieran con sus historietas manga.

01 Creepy (Candles)

Roger Taylor, el baterista de Queen, posó junto a un ejemplar americano de la revista cuando publicó su primer álbum en solitario (Fun in Space) a principios de los 80, pero para mí la vinculación de este género literario con la música vino a través del mencionado amigo, una historia de Creepy llamada La caída de la casa Usher dibujada por Richard Corben y The Alan Parsons Project.

Lee el resto de esta entrada »

LOS EMBRUJOS DE INCANTATIONS

septiembre 17, 2019 by

La consolidación del rock como fenómeno social y musical en los años setenta vino de la mano de discos de vinilo que, en algunos casos, eran unas auténticas joyas gráficas. Cuando la carpeta se podía abrir como un libro, el disco tenía un valor añadido y si, además, el contenido del álbum era doble, era una distinción para el artista. De ese hipotético y selecto club han formado parte gente como Bob Dylan, Frank Zappa, The Beatles, The Who, Rolling Stones, Jethro Tull, Yes, Genesis, Led Zeppelin, ELP, Fleetwood Mac o Pink Floyd.

En esa década, pareció establecerse también una competición no oficial por la duración de las canciones desde que Atom Heart Mother de Pink Floyd y Lizard de King Crimson abarcaran un lado completo de sus respectivos vinilos publicados en 1970. Dentro del rock progresivo, esa gesta la fueron igualando formaciones como ELP, Caravan, Yes o Genesis durante los años sucesivos, aunque luego Jethro Tull rompiera el molde al ocupar con Thick as a Brick las dos caras de un disco en 1972.

La big band de jazz progresivo Centipede impresionó en directo a Mike Oldfield con su extensa composición Septober Energy a principios de década. En su etapa junto a Kevin Ayers compartió cartel en varias ocasiones con esta efímera formación dirigida por Keith Tippett (fugaz teclista de King Crimson) en la que también participaba un colega suyo, el percusionista Robert Wyatt. Oldfield no se considera un hombre de jazz pero no esconde que Centipede fue una fuente de inspiración para Tubular Bells. “Quería tener mi propio Centipede o hacer alguna música que tuviera el mismo tipo de efecto”, decía. Sin embargo, este concepto de composición compleja con inclusión de sección de cuerda lo desarrollaría plenamente unos años más tarde, en las cuatro caras del doble álbum Incantations. Él no podía ser menos.

01 Incantations (vinyl cover)

Lee el resto de esta entrada »

SOBRE LA CRESTA DE HERGEST

agosto 28, 2019 by

La ciudad puede ser una trampa para una mente atormentada como la del veinteañero Mike Oldfield. La desazón puede esconderse detrás de cualquier esquina de la cosmopolita Londres: el rumor de millones de coches, las bocinas, las colisiones, el transporte suburbano. Según el artista, Tubular Bells capturaba esas texturas de la histérica metrópoli en sus desbordantes pasajes de rock. Pero este hábitat le abrumaba.

Su periodo de residencia en la casa solariega que había comprado Richard Branson al norte de Oxford para convertirla en estudio de grabación (The Manor) mientras grababa su ópera prima le apartó temporalmente de la gran ciudad y de su enrarecido ambiente familiar y, seguramente, sumó muchos enteros en su decisión de cambiar asfalto por montañas. En su nueva y apartada residencia campestre encontró la inspiración en la naturaleza que le rodeaba. Consiguió un órgano Farfisa y acondicionó una estancia para grabar maquetas con unas grabadoras de cuatro pistas y una mezcladora. Aunque se vió forzado a trabajar en su segundo álbum, el nuevo entorno le iría calando poco a poco e irían brotando en su cabeza nuevas melodías impregnadas de un carácter pastoral que le harían sentir a salvo de sus pesadillas y ataques de pánico.

Un accidente geográfico de la zona cedería el nombre a la nueva composición y, de paso, se convertiría en emplazamiento sacrosanto para los admiradores del músico inglés desde entonces. El cantante Don Henley de los Eagles decía en su canción Long Way Home de 1982 que para cada historia hay tres versiones (la tuya, la mía y la fría y cruda verdad); por ello, nada mejor para narrar este significativo episodio que la propia palabra de Oldfield. Pongámonos de pie.

01 Hergest Ridge (Bradnor Hill Golf Club View)

Lee el resto de esta entrada »

EL GRAN SUEÑO

junio 20, 2019 by

Jon, más que cualquier otro miembro de Yes, es consciente de la música veinticinco horas al día”, decía de Jon Anderson el publicista y crítico musical inglés Keith Goodwin. En verano de 1988 esa afirmación cobraría un renovado sentido para los seguidores clásicos de Yes. Cansado de un rol secundario en la legendaria banda, Anderson se fue a pasar unas vacaciones junto a su amigo Vangelis a la isla griega de Hydra. Allí volvieron a dar vida a nuevas canciones (publicadas años después en el álbum Page of Life) y allí también fue donde el vocalista tuvo un ambicioso sueño que se empeñó en hacer realidad los meses siguientes.

Finalizada su estancia estival, no volvió a Los Ángeles con Yes, sino que tomó rumbo a Londres dispuesto a retomar el contacto con Steve Howe, Bill Bruford y Rick Wakeman, antiguos compañeros de esa formación. “Sentí que si volvíamos a unirnos, nuestra música y nuestras ideas nos podrían llevar a nuestro verdadero destino. Los sueños musicales que habíamos empezado juntos durante los años setenta podrían emerger una y otra vez. En mi opinión, no había duda alguna. ¡Eso fue todo! Me di cuenta de que, a pesar de que habíamos estado muy alejados a lo largo de los años, se desataría una nueva ola de energía. Igual que pasó con ‘Fragile’, ‘Close to the Edge’ y nuestra otra música a lo largo de esa era”.

01 BlueDesert (Roger Dean)

Lee el resto de esta entrada »

OLDFICTION

mayo 27, 2019 by

01 Oldficton

Miguel Angel Guerrero

A 3’86 años de luz de distancia de nuestro planeta, en una órbita inclinada 4’0 grados respecto al plano elíptico en el que nosotros giramos alrededor del sol (suponiendo que la Tierra no sea completamente plana, sólo un poco achatada por la parte de los polos) existe un planeta pequeño, no urbanizado, sin rotondas, tranquilo, misterioso y melancólico, llamado 5656 Oldfield.

Fue bautizado en honor a Mike Oldfield el 25 de abril de 1994, acontecimiento que le hizo muchísima gracia al músico, habida cuenta de su afición por la ciencia ficción. En el año 1999, en el programa La Cosa Nostra de TV3, se reconoció públicamente seguidor incondicional de la serie Star Trek.

Lee el resto de esta entrada »

LAS (NO TANTAS) ESPOSAS DE ENRIQUE VIII

mayo 2, 2019 by

El palacio de Hampton Court, a unos 20 kilómetros de Londres fue la residencia favorita del rey Enrique VIII de Inglaterra desde que en 1529 le fuera requerida a Thomas Wolsey, consejero real y arzobispo de York, tras haber perdido éste el favor del rey. Enrique VIII era un hombre renacentista: gran músico, autor, poeta, ávido jugador de dados y excelente en los deportes, especialmente en la justa, la caza y el tenis. En Hampton Court se hacía música y se celebraban fiestas, por eso, cuando a Rick Wakeman le plantearon realizar un concierto de presentación de su álbum The Six Wives of Henry VIII en 1973, éste no tuvo dudas acerca de la ubicación del mismo. Se escribieron las oportunas solicitudes y se obtuvo una negativa por respuesta, por lo que Wakeman concluyó: “Si no puedo hacerlo en Hampton Court, no lo haré”. Y así fue.

The Six Wives of Henry VII, primer disco del artista, pese a tratarse de un trabajo completamente instrumental con los teclados como protagonistas, alcanzó el número 7 en las listas británicas y vendió más de 15 millones de discos en todo el mundo. Sin embargo, la discográfica A&M no lo tuvo tan claro después de que, tras la primera audición de la obra por parte de algunos ejecutivos, el autor se negara a añadir letras: pensaron que no iban a recuperar la inversión y por eso redujeron costes haciendo la fotografía de la portada en blanco y negro.

00a enrique viii

Lee el resto de esta entrada »