UN MOMENTÁNEO LASPUS DE RAZÓN EN BARCELONA (Pink Floyd, Barcelona 20/7/88)

El disco The Wall marcó un antes y un después en la historia de Pink Floyd. El bajista y cantante Roger Waters había ido acaparando protagonismo en la banda y el éxito de dicha ópera-rock (compuesta en su mayor parte por él) no hizo más que acrecentar su ego. Por decisión del mismo Waters el teclista Richard Wright fue relegado a un segundo plano durante la gira de presentación del álbum y  el posterior trabajo de la banda, The Final Cut, ya no contaba con Wright en los créditos.

The Wall marcó también la forma compositiva de Waters. Después de la secuela cinematográfica de la obra, éste continuó su carrera en solitario ahondando en temas intimistas con una marcada influencia “mural”, como en el caso de The Pros And The Cons Of Hitch Hicking o Amused To Death. Incluso The Final Cut (su último disco con los Floyd) podría considerarse como uno más de su catálogo, ya que la presencia de Waters en el mismo es absoluta, hasta el punto que supuso la separación de la banda: Roger Waters por un lado y el resto por el otro.

Tres años después los ex-compañeros de Waters, liderados por el guitarrista David Gilmour, sacaron al mercado A Momentary Lapse Of Reason, un retorno al sonido Pink Floyd más puro y con menos intimismos líricos. La gira mundial que acompañó su publicación recaló en España en el verano de 1988: era la primera vez que la banda venía a nuestro país y Barcelona fue la única ciudad escogida para ello.

No es de extrañar que los meses previos al evento no tuviera otra cosa en la mente. No era el primer concierto al que asistía, pero sí el primero de tal envergadura. Después de esa cita he presenciado muchos otros conciertos, algunos emblemáticos, pero aquél directo del antiguo estadio de Sarriá del equipo de fútbol Espanyol quedó grabado a fuego en mi memoria y superó todo lo que vino después.

Pink Floyd Barcelona 88 (David Gilmour)

Los prolegómenos del concierto ya presagiaron lo que estaba por venir: sonidos de helicópteros de El Muro para ir creando ambiente… y por fin, a la hora convenida, apareció en escena el ya difunto Richard Wright para deleitarnos con la introducción del Shine On You Crazy Diamond. Música en estado puro.

Tres horas de concierto separadas por un descanso de un cuarto de hora. Pocas bandas o solistas se están tanto en el escenario. Pero Pink Floyd no solo es música, es también todo lo que la acompaña. Tenía interés en ver la famosa pantalla circular que proyectaba imágenes mientras sonaba la música y ésta no tardó en aparecer. Era todavía de día. Signs Of Life, la introducción del nuevo disco: un río y un remero en barca… vegetación ondeada por el viento… David Gilmour mirando atrás hacia la pantalla esperando su momento. Una gota de agua que cae al río y, en ese preciso instante, el sonido de la guitarra de Gilmour coincide con las ondas que crea la gota de agua. Impresionante.

Conforme avanzaba la noche la música se fue fundiendo con la multitud de efectos visuales: rayos láser y humo creando ondas sobre el público, llamaradas de fuego a ambos lados del escenario coincidiendo con las notas de apertura de Yet Another Movie, el cerdo volador de Animals apareciendo en One Of These Days, los relojes de Time y las baquetas fluorescentes de Nick Mason, una cama que despega en On The Run y que se estrella en el escenario…

Otro momento mágico llegó con On The Turning Away. Ya era de noche y el campo se iluminó casi completamente con las luces de los mecheros de los asistentes. Nunca he visto nada igual en conciertos posteriores.

El concierto terminó con un despliegue de luz y sonido espectacular en Run Like Hell. Un final apoteósico para un concierto irrepetible.

Pink Floyd (The Momentary Lapse Of Reason Tour)

Ya de vuelta a casa, con mi camiseta del concierto puesta, un matrimonio me paró por la calle:

¿Cuánto pides por la camiseta?

5.000 y tu mujer (pensando que el marido diría que no)

¡Vale! (mirando a la chica)

Ni por esas, no está en venta

Aún conservo aquella camiseta como oro en paño. Conociéndome tal y como era por aquél entonces, seguramente no hubiera aguantado con la mujer por mucho tiempo…

Pink Floyd (Camiseta Tour 88)

Setlist:

Shine On You Crazy Diamond (Part 1) / Signs Of Life / Learning To Fly / Yet Another Movie / Round And Around / A New Machine (Part 1) / Terminal Frost / A New Machine (Part 2) / Sorrow / The Dogs Of War / On The Turning Away

One Of These Days / Time / On The Run / The Great Gig In The Sky / Wish You Were Here / Welcome To The Machine / Us And Them / Money / Another Brick In The Wall (Part 2) / Comfortably Numb

One Slip / Run Like Hell

Pink Floyd Barcelona 1988 (Entrada)

PINK FLOYD: The Momentary Lapse Of Reason Tour (Barcelona 20/7/1988)

[PÁGINA PRINCIPAL]

Etiquetas: , ,

10 comentarios to “UN MOMENTÁNEO LASPUS DE RAZÓN EN BARCELONA (Pink Floyd, Barcelona 20/7/88)”

  1. Fernando Gerundio Says:

    Impresionantes recuerdos e impresionante descripción que hace que lo esté viendo sentado en la silla 8 de la calle 12.
    Te creo cuando dices que se te quedó grabado a fuego en la memoria. Semejante escenario potencial no parece que fuera para menos.

  2. Jon Renes Says:

    ¡¡¡¡QUE ENVIDIA!!!

    Precisamente, si hay algo en este mundo con lo que, musicalmente hablando, me he quedado con muchísimas ganas de probar, es haber podido acudir a un concierto de Pink Floyd. La vez que mas cerca he estado es cuando se acercaron a Donosti en la gira de 1994, pero creo recordar que tocaban entre semana y yo esa semana precisamente trabajaba de tarde y no pude cambiar el relevo😦

    En fin… está claro que ya será imposible cumplir ese deseo. Nos tendremos que conformar con verlos en los conciertos en DVD que tengo, en fin, menos da una piedra.

    Un saludo.

    Jon

    • Gobe Says:

      Los conciertos que más me han impresionado han sido los de Pink Floyd por su espectacularidad y los de Peter Gabriel por su originalidad. Una lástima que no pudieras asistir a ninguno. El año que viene Waters recuperará la gira de The Wall en solitario (25 de marzo en Madrid y 29 en Barcelona). Será parecido, aunque nunca lo mismo, claro.
      Por mi parte me quedé con las ganas de asistir al concierto del Campoviejo del 84 en Barcelona. Era agosto, estaba fuera y mi progenitor se las ingenió para que no pudiera ir (tenía que comprar él la entrada). Lo estuve maldigeriendo durante 9 interminables años hasta la siguiente gira… aunque aquellas canciones nunca más las volvió a interpretar.

  3. Cristian Docolomansk (@DOCINKS) Says:

    Estoy metiendome en Pink Floyd mucho ultimamente. Gracias por compartir este recuerdo… Debió haber sido impresionante!

  4. davidz Says:

    No sabes la envidia que te tengo. En ese año tenia 18 años y vivía a 5 minutos de Sarria. Pude escuchar la música desde afuera del estudio (eramos muchos) pero siempre me arrepentiré de no haber hecho mas para conseguir una entrada. Un día memorable sin duda.

    • Gobe Says:

      Fue un concierto memorable. Se hizo un directo en video de la gira (que circulará por algún sitio de internet en DVD) y que da una idea de la magia del espectáculo. Yo también era jovencito (17 años). Recuerdo haber comprado la entrada muy ilusionado con bastante antelación. La llevé durante meses en la cartera después de finalizado el mismo…

  5. chichorro Says:

    yo los vi en el concierto de Madrid, que si que lo hubo, en el Vicente Calcerón. JAMÄS, y lo digo de corazón, JAMÁs volveré a ver un concierto como aquel….

    • Gobe Says:

      Recuerdo que, en esa estancia de la banda en Madrid, David Gilmour hizo una jamm improvisada en un local de la ciudad. Trascendió a los medios una anécdota: a Gilmour se le rompió la correa de la guitarra y tuvo que improvisarse una con una cuerda anudada a la misma.

  6. A YEAR IN THE LIVE (1994) | Musical Boxed Says:

    […] de aquella noche. Hipnotizado eternamente por la experiencia de haber visto a los Floyd en vivo seis años antes, mi instinto me revelaba que el espectáculo estaría garantizado. Y no se equivocó. No en vano el […]

  7. Juan Pini Says:

    Efectivamente, en 1988 los Floyd estuvieron también en Madrid. En el Vicente Calderón. Yo estuve allí. Sé que no lo soñé.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: