PETER GABRIEL, WILLIAM FRIEDKIN Y LA CHICA DEL METRO

Hacia la mitad de la composición del álbum The Lamb Lies Down on Broadway hubo un breve periodo en el que Peter Gabriel abandonó las sesiones de grabación que Genesis estaba realizando en Headley Grange. Dos situaciones hicieron tambalear los cimientos de Gabriel: por un lado, el nacimiento en julio de 1974 de Anna, su primera hija, que estuvo rodeado complicaciones que le obligaban a atender a su familia en perjuicio de la banda y, por otro, una inesperada llamada del director de cine William Friedkin para que intentara escribir un guión para una película de ciencia ficción.

Peter Gabriel lo recuerda de esta manera en el libro Chapter & Verse: “En la parte trasera del disco ‘Genesis Live’ yo había escrito una historia que solía contar entre canciones, acerca de una mujer que se desnuda en un vagón del metro y empieza a jugar consigo misma para acabar quitándose la piel y quedar en solo un tubo de luz. William Friedkin vio esta historia, me llamó y me dijo: ‘Me encanta la manera en la que piensas’. Era el director de moda porque El Exorcista acababa de pegar el bombazo y tenía carta blanca para hacer lo que quisiera. Pensó que podía revolucionar Hollywood y atraer a muchas personas que nunca antes habían estado involucradas en el cine. Estaba reuniendo artistas de París, a Tangerine Dream y también me quería a mí allí como persona de ideas”.

En esos aproximadamente tres días de receso para Gabriel, éste recibió la llamada del manager de la banda para hacerle reflexionar y escuchó también al director de cine, que le hizo ver que su intención no era desmembrar a la formación. Finalmente el proyecto de Friedkin se quedó en nada pero Gabriel no tardaría en cambiar el Génesis por el Éxodo. “Pete regresó y terminó el álbum, pero creo que esos pocos días de descanso le pusieron la idea en su cabeza (y también en las nuestras) acerca de lo que podría venir a continuación, así que cuando se fue definitivamente ya estábamos un poco más preparados para ello”, añadía el bajista Mike Rutherford. Y todo por una simple chica del tren metropolitano.

00 peter gabriel fox)

La chica del metro’ (Relato de Peter Gabriel)

4.30 de la tarde. El metro se detiene. No hay ninguna estación a la vista. Miradas ansiosas se precipitan entre los pasajeros como si acabaran de reparar por primera vez en la presencia de los demás.

Al final del tren, una chica joven con traje verde permanece de pie en medio del vagón y procede a desabrocharse su chaqueta, se la quita y la deja caer al sucio suelo de madera. También se quita sus zapatos, sus pantalones, su blusa, su sostén, sus leotardos y sus bragas de flores, dejándolo todo en una ordenada pila. Se queda totalmente desnuda. Entonces recorre con sus manos sus muslos y empieza a juguetear por entre sus piernas. Finalmente coge algo frío y metálico, y muy lentamente empieza a desabrocharse la cremallera de su cuerpo; describiendo una línea recta por encima del estómago, entre los pechos, sobre el cuello, atravesando el centro de su cara hasta llegar a su frente. Sus dedos exploran la abertura resultante, arriba y abajo, hasta detenerse finalmente a ambos lados de su ombligo. Vacila un momento, antes de empezar a separar meticulosamente su carne. Introduciendo su mano derecha en el abierto corte, la hace subir hacia su garganta, notando algo sólido oculto sobre su columna vertebral. Con un tremendo esfuerzo logra aflojar y sacar una reluciente y dorada barra delgada. Sus dedos liberan lo que han cogido y su cuerpo arrugado, esmeradamente rajado, resbala por la superficie líquida de la barra hasta el suelo.

¡SPLAT!

La barra queda cernida sobre el suelo. Un asta de bandera sin bandera.

Los demás pasajeros han permanecido totalmente en silencio pero, con el sonido del cuerpo cayéndose al suelo, una voluminosa señora de mediana edad con un vestido rosa y un caniche a juego, se levanta y grita, “¡DETENGAN ESTO, ES REPUGNANTE!”.

Desaparecida la barra dorada, el traje verde fue dejado en una percha, con una etiqueta de limpieza en seco prendida en el brazo izquierdo.

En la etiqueta había escrito:

NOMBRE ________________

DIRECCIÓN ______________


“Genesis Live”

© Peter Gabriel (1973)

[PÁGINA PRINCIPAL]

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

2 comentarios to “PETER GABRIEL, WILLIAM FRIEDKIN Y LA CHICA DEL METRO”

  1. amkosen Says:

    Lástima no haber podido ir al concierto de PG.

    • Gobe Says:

      A ver si Miquel nos hace una crónica como él sabe, que lo que he leído hasta ahora no ha sido muy halagador. Si hubiera venido por estos lares no me hubiera hecho pereza ir, aunque los videos de You Tube de la gira no fueran para echar cohetes 😦
      La segunda parte de los conciertos parecía más interesante. A la primera le faltaba algo con morbo como “The Knife”. Eso hubiera sido determinante… y Tony Levin también 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: