GREAT NIGHT AT THE YESFIELD (Yes, Barcelona 5/11/11)

Primavera de 1980.  El dúo Buggles – en el punto de mira musical tras el éxito de su Video Killed The Radio Star – ha sido invitado a la casa que Chris Squire de Yes posee en Surrey. Se da la coincidencia que tanto Buggles como Yes comparten el mismo manager (Brian Lane) y que ambos grupos ensayan en el mismo estudio de Londres. Trevor Horn, el cantante de Buggles, lo recuerda así: “Nos sentamos y hablamos un rato. Yo tenía una canción que había escrito estando de vacaciones, “Fly From Here”, y pensé que quizá podía tener cabida en el siguiente disco de Yes. Se la interpreté a Chris y me comentó: Dios, suenas igual que Jon Anderson“.

Más adelante los Buggles acudieron invitados a un ensayo de Yes. Pensaban que iban a ayudar en los arreglos para grabar la canción: “Yo me preguntaba dónde estaba Jon Anderson y Geoof Downes se preguntaba dónde estaba Rick Wakeman”. Horn incluso sugirió a Squire alguna modificación para acoplar la canción a la voz de Anderson. Squire evitó la cuestión ante la sorpresa de Howe y White. El dúo no supo que Anderson y Wakeman habían abandonado Yes hasta pasadas tres semanas. Ellos habían sido los escogidos para sustituirlos.

El resultado de la fusión fue el álbum Drama, una mezcla de la potencia progresiva de Yes con la accesibilidad pop de Buggles. Buggles colaboró activamente en la confección del álbum: las canciones Into The Lens y White Car eran básicamente composiciones del dúo (la primera fue publicada posteriormente en su segundo disco como I Am A Camera), mientras que Machine Messiah tomaba algunas ideas de Horn y Downes. Fly From Here no llegó a incluirse en Drama, pese a ser uno de sus temas preferidos y el primero que ensayaron, pero sí se interpretó en la breve gira que acompañó al álbum (la caja The Word Is Live contiene una versión en directo grabada en el Madison Square Garden de Nueva York).

2010. Treinta años después Chris Squire vuelve a tener otro encuentro con Trevor Horn, ahora consagrado como productor discográfico. Después de tomar unas copas, Chris le sugiere grabar por fin Fly From Here con Yes. Se da una circunstancia favorable para ello: Jon Anderson ha sido apartado del grupo desde hace un par de años y ha sido sustituido por el canadiense Benoît David, cantante de la banda tributo Close To The Edge.

El tema Fly From Here se componía originalmente de dos partes, pero la idea es expandirlo hasta sobrepasar los veinte minutos de duración. Ello supone que Horn se implique más en la obra, por lo que la banda le insiste en que produzca el nuevo álbum al completo.  La condición que éste pone para aceptar es que Geoff Downes reemplace a Oliver Wakeman en los teclados. Cuando en marzo de 2011 Yes concluye su tour americano, Oliver abandona la banda por la puerta de atrás. El dramatismo está servido.

Las similitudes con Drama son, lógicamente, notorias. Horn y Downes son los que más aportan a la expansión del tema que dará título al nuevo álbum, aunque también recuperan del pasado otra canción de Buggles, Riding A Tide, que rebautizan como Life On A Film Set. Las referencias animales en la portada de Roger Dean establecen el definitivo nexo de vinculación.

5 de noviembre de 2011. Comienza a llover en Barcelona pero poco parece importar la lluvia a quienes han acudido a presenciar el directo de la última resurrección de Yes. No pisaba la sala anexa del Palau Sant Jordi  – ahora rebautizada como sala Club – desde el Kojiki: A Story in Concert de Kitaro en 1990. Tampoco la recordaba tan espaciosa, pero sí con buena acústica. Poco a poco el espacio se va llenando hasta conseguir el mayor aforo de la banda en muchos años. No en vano Fly From Here ha resultado ser el disco más vendido de Yes desde Union.

Pasados 10 minutos de las ocho de la tarde comienzan a sonar las notas de la introducción clásica de Benjamin Britten que utilizaban ABWH, dejando de lado la obertura típica de Igor Stravinsky. Los nuevos Yes irrumpen en el escenario y arrancan con Yours Is No Disgrace. El sonido es compacto, potente. La voz de Benoît David se hace esperar: Yesterday a morning came, a smile upon your face. Ceasar’s palace, morning glory, silly human race. La audiencia no parece resentida. Ha superado el test. Y con nota.

Steve y Chris, conocedores de su estatus, marcan el territorio desde el principio. Howe brilla con energía propia. A diferencia de su reciente actuación con Asia está pletórico, dominante. Se atreve incluso a colar unas notas de su tubulento The Inner Battle en medio de uno de los solos del tema. Uno de sus pedales le falla al comienzo de Tempus Fugit, lo que obliga a la banda a detenerse. Cosas del directo. Sólo llevan tres actuaciones del tour europeo. Chris aprovecha para recordarnos que la banda ha recuperado a Geoffrey y, puestas las cosas en su sitio, continúa el show.

I’ve Seen All Good People con Benoît a la acústica da paso al primero de los temas nuevos de la noche: Life On A Film Set, posiblemente el más flojo de todos ellos. Personalmente me hubiera inclinado más por Hour Of Need o Into The Storm.

Dos pantallas detrás de la banda van proyectando diferentes imágenes, entre las que no faltan obras de Roger Dean. Mientras suena And You And I la imagen central es la cascada de Close To The Edge, pero más adelante podrán contemplarse motivos de las portadas de Yesshows, Relayer, The Ladder, Yesyears, Keys To Ascensión o Tales From Topographic Oceans.

El único componente que va a gozar del privilegio de mostrar sus cualidades individualmente va a ser Steve Howe, que cautiva a la sala con su acústica y sus temas Solitaire y Clap. Luego, vuelta al nuevo disco, para interpretar la suite Fly From Here al completo. El video de We Can Fly va proyectándose en las pantallas, como queriendo honrar con sus secuencias la figura de Trevor Horn, sexto miembro de Yes en la sombra.

Squire, que ha ido cambiando de bajo prácticamente en cada canción se atreve ahora con un modelo estático dispuesto de forma vertical. Está sonando la sección Sad Night At The Airfield, preciada joya del nuevo álbum. Howe, que no se queda tampoco atrás a la hora de ir cambiando de guitarra, nos deslumbra una vez más con su steel. Downes, eclipsado durante gran parte del concierto, pasa totalmente desapercibido en algunos pasajes de teclado que le son propios. Los técnicos de sonido le han hecho un flaco favor en la mezcla.

Grata sorpresa al comenzar a escuchar las notas de Wonderous Stories. Esta vez la mezcla deja mejor parado a Downes y disfrutamos de un gran tema interpretado por Benoît de manera casi calcada al original, aunque tiene que valerse de un atril para ir siguiendo la letra. Machine Messiah de Drama es acogida cálidamente por la audiencia e interpretada de forma soberbia por el conjunto. Estamos en la recta final del concierto y la sintonía banda-público es ya total.

Steve Howe es el encargado de presentar – curiosamente – un tema con el que no suele comulgar: Owner Of A Lonely Heart. Nos recuerda que es el tema que grabó la banda cuando Downes y él la abandonaron (sin hacer mención alguna a Asia) y a continuación realizan la versión de finales de los 90, la que contaba con dos solos de guitarra al final del tema. En aquella época era Billy Sherwood quien ejercía el papel de Trevor Rabin mientras Howe desaparecía del escenario. Ahora Steve incluso disfruta con su Stratocaster, precisamente lo que no hizo hace unos meses en Bikini.

Starship Trooper marca el final del concierto. En la sección Würm da tiempo a que se vayan luciendo todos los músicos, empezando por Chris Squire. No ha tenido solo propio, por lo que disfrutamos de sus notas al máximo. No creo que haya un bajista mejor sobre la faz de la tierra. Luego Geoff Downes sale de su caverna de sintetizadores (ha estado de espaldas al público casi toda la velada) para tocar algunas notas con su keytar antes de que Steve Howe concluya el tema con su fantástico solo.

El único bis concedido es Roundabout, ese clásico de los 70 que Jack Black ponía de ejemplo a un alumno en la película School of Rock. No hubiera estado de más Heart Of The Sunrise, pero después de algo más de dos horas ininterrumpidas de música en mayúscula los integrantes del grupo se despiden. El rostro de Alan White no esconde su cansancio. No está para interpretar Ritual, desde luego.

Fuera sigue lloviendo. Chris ha comentado este año que no cerrarán las puertas a Jon Anderson para futuras giras de Yes. No lloverá sobre mojado.

Setlist:

Intro (Young Persons Guide To The Orchestra) / Yours Is No Disgrace / Tempus Fugit / I’ve Seen All Good People / Life On A Film Set / And You And I / Solitaire + Clap [Steve Howe Solo] / Fly From Here / Wonderous Stories / Machine Messiah / Owner Of A Lonely Heart / Starship Trooper

Roundabout

YES: Fly From Here Tour (Barcelona, Sant Jordi Club 5/11/11)

[PÁGINA PRINCIPAL]

Etiquetas: , , ,

4 comentarios to “GREAT NIGHT AT THE YESFIELD (Yes, Barcelona 5/11/11)”

  1. amkosen Says:

    Si hubieran interpretado “Future Times” White muere en el acto.

  2. amkosen Says:

    ¿Ya te fijaste en la camisa “drama-tica” de Howe?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: