FAMOUS PROG WORKS (Dream Theater, Barcelona, 24/2/12)

Las portadas discográficas forman parte de la iconografía de la sociedad. Por alguna razón algunas de ellas consiguen traspasar el umbral y se convierten en referentes de la cultura en general, no solo de la musical. El fenómeno de las antiguas carátulas de los vinilos ya fue tratado en la publicación editorial Album Cover Album, que hacía un minucioso estudio de las portadas discográficas de los años 50, 60 y principios de los 70. Las pinturas de Roger Dean y las fotografías de Storm Thorgerson (de Hipgnosis) son referentes clásicos de las cubiertas discográficas, pero – como es natural – han existido otras grandes portadas que también han sabido ganarse su puesto en este particular olimpo.

Supertramp cuenta con varias de ellas. Antes de hacerse famosos con el álbum Crime of the Century la banda ya se había dado cuenta de la trascendencia de las cubiertas de los vinilos con la publicación de su segunda obra, Indelibly Stamped, cuyo trabajo fotográfico resultó más llamativo que el musical. Su cuarto disco, Crisis? What Crisis?, supuso la entrada en el mercado americano de la banda. Tanto el título del álbum como la idea de la portada fueron gestados en la mente del co-líder Rick Davies y ambos resultaron ser acertadísimos, siendo objeto de continuas referencias desde entonces. Ajeno al caos urbanístico que le rodea, un anónimo sujeto disfruta de un apacible día soleado sentado en su hamaca, bajo una sombrilla. No pasó desapercibida esa instantánea al artista fallero Manuel Algarra en 2010: su escena “Supercamps: Crisis? What Crisis?” de la falla Conde Altea / Almirante Cadarso de Valencia hacía uso de los elementos de dicha portada para reflejar mordazmente la realidad política valenciana. No en vano fue galardonada con el premio “La Picota” por su ingeniosa sátira. Mientras el resto del país se sumía en la crisis, el presidente de la comunidad autónoma – Francisco Camps – vivía ajeno a la situación, jugando al Excalestric en ‘traje’ de baño.

La portada más conocida de Supertramp, sin embargo, es la del álbum Breaftast in America, obra de Mike Doud y Mick Haggerty, que ganó el Grammy a la mejor cubierta musical de 1980. En ella la actriz californiana Kate Murtagh, caracterizada de camarera, emulaba la silueta de la Estatua de la Libertad. La escena era contemplada desde la ventana de un avión y al fondo podía adivinarse un particular skyline de Nueva York construido a base de tazas, saleros, botes de ketchup, hueveras, botellas de leche o cubiertos: las Torres Gemelas eran un montón de cajas y Battery Park era el plato del desayuno. El pasado año la franquicia “100 Montaditos” realizó una particular versión de dicha portada en su promoción de desayunos y meriendas, aunque eliminando las referencias al World Trade Center.

La última revisión de una portada de Supertamp ha sido precisamente la portada de otro álbum, A Dramatic Turn of Events, de los norteamericanos Dream Theater. En ella un equilibrista realiza sus ejercicios sin saber que, tras de sí, la cuerda que le sostiene está a punto de romperse. Bien podrían haberse añadido unas tijeras para hacer más evidente su relación con el álbum Famous Last Words, el último de los Supervagabundos con Roger Hodgson. La comparación de ambas obras no es fruto de la casualidad: después de 25 años liderados por el baterista Mike Portnoy, A Dramatic Turn of Events supuso en 2011 el primer álbum de la banda sin el mismo. En esta ocasión no era el líder quien abandonaba la banda, sino que eran sus compañeros quienes le señalaban la puerta de salida.

Dream Theater es la banda representante de un estilo musical particular, el progressive metal o metal progresivo (tanto monta, monta tanto), que combina casi de manera ecuánime el rock progresivo con el heavy metal. Aunque otras formaciones progresivas ya le hicieran en el pasado guiños al hard rock o al heavy metal, han sido precisamente Dream Theater quienes han cambiado las tendencias del nuevo progresivo, puesto que bandas como Pendragon han endurecido su sonido para atraer a los seguidores de aquéllos, que no son precisamente pocos. La combinación no deja indiferente a prácticamente nadie: por un lado tenemos a los enamorados del género y por otro a los custodios de los valores progresivos, que no ven con buenos ojos el metal y todo lo que le rodea.

Limando asperezas cabe mencionar que Dream Theather cuenta con obras superlativas desde el punto de vista progresivo, como el álbum conceptual Metropolis Part 2 (Scenes from a Memory) o el tema Octavarium. Este último no solo nos recuerda a Shine On You Crazy Diamond en su introducción, sino que parte de su letra nos hace referencia a canciones como Supper’s Ready, Cinema Show, Machine Messiah, Careful With That Axe Eugene o The Wall.

Aunque sus temas o secciones más progresivas son muy apreciadas por sus seguidores, da la impresión que no quieran renunciar a su lado más metal. Una buena prueba de ello es el reciente concierto que realizaron en la sala Sant Jordi Club de Barcelona el pasado mes de febrero, donde presentaron su nuevo álbum e hicieron un repaso de su anterior discografía.

Dream Theater (Barcelona, Sant Jordi Club, 24/2/2012)

Aunque no me considero un seguidor incondicional de Dream Theater sí que tenía interés en verles actuar por primera vez, ya que se me habían escapado en dos ocasiones anteriores. No se puede poner en duda la calidad técnica de todos sus componentes, pero un servidor es de los que prefieren los juegos de teclados de Jordan Rudess y la delicadeza de John Pretrucci a toda la parafernalia rítmica propia del metal, por muy rápida que sea la interpretación o por muy contundente que sea el sonido resultante.

En ese sentido disfruté de lo lindo con Surrounded y de su solo de guitarra a lo Steve Rothery, aunque en esta ocasión no aprovecharan para interpretar la marillioniana Sugar Mice. También lo hice con el nuevo disco pero eché en falta que tocaran This Is The Life. Cada uno barre para su terreno y en ese sentido yo me hubiera quedado antes con The Best Of Times o The Count Of Tuscany que con las canciones que representaron al álbum Six Degrees Of Inner Turbulence. Cuestión de gustos, claro.

El punto álgido del concierto fue el maravilloso solo de John Petrucci encadenado a The Spirit Carries On. Impresionante. Breaking All Illusions, la joya de su último álbum, cerró el concierto. Luego nos regalaron un bis, pero para mí la entrada ya se había amortizado.

Setlist:

Bridges In the Sky / 6:00 / Build Me Up, Break Me Down / Surrounded / The Dark Eternal Night / Mike Mangini Drum Solo / A Fortune In Lies / Outcry / Wait For Sleep (Acoustic) / Far From Heaven (Acoustic) / On The Back Of Angels / War Inside My Head / The Test That Stumped Them All / John Petrucci Guitar Solo / The Spirit Carries On / Breaking All Illusions

As I Am

DREAM THEATER: 2011-2012 Tour

(Barcelona, Sant Jordi Club 24/2/12)

[PÁGINA PRINCIPAL]

Etiquetas: , , ,

3 comentarios to “FAMOUS PROG WORKS (Dream Theater, Barcelona, 24/2/12)”

  1. amkosen Says:

    Hemos decidido publicarlo al mismo tiempo.
    Por lo que veo coincidimos en bastantes cosas.

  2. jfdesigns Says:

    Oh! me ha sorprendido ver una referencia a las fallas por aqui. Eres de Valencia?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: