I BELIEVE IN OLDFIELD CHRISTMAS (1980-1999)

La década de los 80 supuso un cambio en la concepción musical de Mike Oldfield. Los nuevos tiempos requerían un sonido más fresco, dejando atrás la complejidad de melodías que había caracterizado a la década anterior. A principios de ese periodo el músico se dejó aconsejar por su compañía cuando éste atravesaba por un momento de incertidumbre compositiva y realizó un par de versiones de otros artistas: Arrival de los suecos Abba y Wonderful Land de los Shadows, ambos pertenecientes a su álbum QE2 de 1980.

Wonderful Land fue la escogida para encabezar el single de esas navidades, aunque en algunos países fue relegada a la cara B mientras Sheba gozaba de ese privilegio. Sería el último sencillo navideño en bastantes años, quizá porque no obtuvo los resultados esperados. El tono melancólico que Oldfield había impregnado al tema parecía hacerle idóneo para ese mercado y el trabajado vídeo promocional – con secuencias del guitarrista junto a su hija Molly – debió haber proporcionado al mismo de un mayor reconocimiento por parte del público.

El 20 de diciembre de ese año la banda de Mike actuaba en la localidad alemana de Dormund. Por aquella época era frecuente que el artista interpretara canciones del folklore local en sus directos, pero en esa ocasión obsequió a los presentes con una versión del conocido villancico Silent Night cantada por Maggie Reilly y con Oldfield a la guitarra eléctrica.

Doce años después el compositor vivía otra época dorada con la publicación de Tubular Bells II y su nueva compañía, Warner, recuperó la antigua tradición de los singles navideños con el lanzamiento de Tattoo. La joya incluida en aquel sencillo (ahora también en formato de disco compacto) fue curiosamente una grabación en estudio de su Noche de paz, esta vez instrumental.

Su antigua discográfica no perdió el tiempo y, aprovechando el tirón, publicó en 1993 una caja recopilatoria, Elements, que en cuatro compactos repasaba los casi veinte años de Mike en Virgin Records. Cuando se acercó la navidad no se olvidó de lanzar al mercado The Mike Oldfield Christmas EP, una colección de temas que incluía una maravilla que había permanecido inédita desde mediados de los años 70: Vivaldi Concerto in C.

Otros sencillos no tan relevantes fueron también publicados durante el mercado navideño en las décadas de los 80 y los 90. Étude, la adaptación que Oldfield hizo de una pieza de Francisco Tárrega, vió la luz a finales de 1984 coincidiendo con la publicación de la banda sonora de The Killing Fields. La misma estrategia siguió más adelante el lanzamiento de los sencillos Hibernaculum (1994) y Women Of Ireland (1997), que incluían bonus tracks que perfectamente hubieran pasado como temas navideños del artista.

La canción Pictures In The Dark también databa de finales de 1985 (en la misma cantaba Aled Jones, el niño soprano que saltó a la fama interpretando la navideña Walking In The Air) pero resultó más curioso el caso del single The Time Has Come, de 1987, por el sentido profético-religioso que podía atribuirse a su letra.

El multiinstrumentista inglés retornó a la más pura música de navidad cuando en las postrimerías de 1999 celebró el fin del milenio con el álbum The Millennium Bell. Éste pretendía repasar los dos mil años más recientes de historia de la humanidad en clave musical, por lo que necesitó componer un villancico moderno para representar al año cero de nuestra era.

Una grabación primigenia del álbum incluyó una pista denominada Nativity que no era más que una versión muy sobria de lo que luego sería el tema definitivo, Peace On Earth, mejorado sustancialmente con la intervención vocal de la soprano Camilla Darlow.

Acostado en un pesebre, brillan las estrellas silenciosas. En un sueño ligero descansa rodeado de ojos maravillados. El cielo y la tierra están dando vueltas; alrededor de la chimenea arde el fuego. Resguardada de la cruel tormenta, la paz en la Tierra acaba de nacer.

Las letras que por primera vez añadía el artista a una canción de cosecha propia y auténticamente navideña nos inducían a creer en la paz mundial por encima de todas las cosas. Que la paz del señor Oldfield esté con todos vosotros.

Oldfield Christmas

[PÁGINA PRINCIPAL]

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: