MARK KNOPFLER, UN GUITARRISTA GENIAL

Una nueva savia llegó a la música rock justo cuando a finales de los 70 la generación de artistas progresivos dejó de estar bien vista. Dire Straits y The Police formaron parte de la vertiente positiva de dicha regeneración musical. Resulta curioso recordar que cuando Andy Summers (ex-componente de los psicodélicos Soft Machine) se unió a los incipientes The Police, al baterista Stewart Copeland no le agradó demasiado que un representante de la anterior década pudiera enturbiar la estética post-punk de la formación. Ese detalle, sin embargo, llegó a pasar desapercibido gracias a la profesionalidad del veterano guitarrista.

Cuando Roxanne comenzó a sonar por la radio en 1978 Sting tenía ya 26 años. Un mes más tarde un desconocido guitarrista de 28 años llamado Mark Knopfler irrumpiría con el sencillo Sultans of Swing. Pocos hubieran imaginado que ambos eran cohetáneos de músicos como Peter Gabriel, Rick Wakeman o Roger Hodgson.

Con su Fender Stratocaster roja como Hank Marvin, el guitarrista escocés fue a la carrera conquistando terreno y ganándose al gran público con su particular sonido heredado del rock y del country hasta que llegó a convertirse en un icono de la década de los 80.

Mark Knopfler

Sus intervenciones a la guitarra fueron necesitando paulatinamente de más espacio en las canciones. De los temas con 5 o 6 minutos de duración en sus dos primeros trabajos discográficos se saltó a los 8 minutos de Tunnel of Love, perteneciente al álbum Making Movies. La evolución hacia un rock más complejo y rico en matices propició la salida de David Knopfler de la banda mientras se grababa dicho álbum pero favoreció la incorporación de un elemento nuevo en la formación: los teclados.

Roy Bittan de la E Street Band se hizo cargo de los mismos en los estudios Power Station de Nueva York pero para la gira de presentación (On Location Tour) se contó con Alan Clark, otra pieza fundamental de la banda para la nueva década. Con Clark en el seno de la misma era cuestión de tiempo que Mark Knopfler se aventurara en un proyecto musical que resultó ser su mayor aproximación al rock progresivo: Love Over Gold.

Love Over Gold

El disco Love Over Gold alcanzó el número 1 en el Reino Unido y su single Private Investigations llegó hasta el número 2 de las listas británicas en 1982, pero su éxito no fue debido tan sólo a un hit radiofónico sino a la calidad de todas las composiciones. Una colección de joyas de entre las que resplandecía una con más fuerza: Telegraph Road.

Colocada estratégicamente como abertura del álbum, la canción es un auténtico diamante en bruto que cautiva a nuestros oídos desde su pasaje introductorio. La historia de la ciudad desarrollada en torno al camino del telégrafo se estructura musicalmente a partir de versos intercalados con puentes instrumentales de gran belleza, que acabarán culminando en un apoteósico solo eléctrico de Knopfler que ronda los cinco minutos de duración.

Un listón muy alto para los artistas progresivos contemporáneos. Con sus casi 15 minutos superaba las composiciones más extensas de los álbumes Eye in the Sky (The Alan Parsons Project), Fact and Fiction (Twelfth Night) o Peter Gabriel IV y arrollaba a las que publicaron Asia y King Crimson ese mismo año. Tan solo Grendel de Marillion y el instrumental Taurus II de Mike Oldfield parecieron salvarse de la apisonadora de caminos.

(Dire Straits – Telegraph Road from fklub on Vimeo)

Las miras de Mark Knopfler no se detuvieron ahí. Después de hacer saber a su manager que también estaba dispuesto a escribir bandas sonoras, recibió un encargo de la productora de David Puttnam ese mismo año. Reconocido por producir películas con notorias bases musicales como Lisztomania, El expreso de medianoche, Carros de fuego o posteriormente Los gritos del silencio y La misión, el productor londinense acertó al proponer a Knopfler musicar una trama ambientada en una aldea pesquera de Escocia.

Aunque no pude disfrutar del film Local Hero [Un tipo genial] hasta unos años después de su estreno, su banda sonora me dejó prendado desde la primera escucha y eso fue varios meses antes de que cayera en mis manos el antológico doble directo Alchemy de Dire Straits, que acabaría de popularizar el tema central de la película. Sus melancólicas melodías y su ambiente marcadamente celta eran capaces de teletransportar a uno a las Tierras Altas escocesas con tan solo cerrar los ojos.

Local Hero similar landscape

No se olvidó Mark Knopfler de los integrantes de su grupo a la hora de grabar su primer disco en solitario pero tampoco descuidó acompañarse de músicos cotizados, como fue el caso del bajista Tony Levin y del saxofonista Mike Brecker. The Acetones (la banda folk local que actuaba en el pub de la película junto al pianista Alan Clark) hizo también acto de presencia en el álbum pero la aportación más distintiva fue probablemente la del vocalista escocés Gerry Rafferty en el único tema cantado del disco.

Al igual que Twisting by the Pool fue descartada de las sesiones de Making Movies, durante la grabación de Love Over Gold fueron desechadas otras dos canciones: Private Dancer y The Way It Always Starts. Knopfler pensó en ambos casos que otro tipo de voz sería más apropiado para ellas. La primera acabó en un álbum de Tina Turner con Jeff Beck a la guitarra y la segunda integrando la banda sonora de Local Hero. Pero la balada The Way It Always Starts no solo destaca por no ser cantada por el guitarrista o por estar rodeada de temas instrumentales sino por tratarse de una de sus composiciones más geniales.

The Way It Always Starts (El modo como siempre empieza)

Está tan oscuro antes del alba… Es entonces cuando me pasa, antes de la sinfonía ciudadana de los cláxones de taxi. Así es como siempre empieza, sentado aquí y esperando al latido de mi corazón.

La noche pasada creí oír mi nombre. Bueno, estaba demasiado oscuro para poder ver, pero tuvo que serlo: la voz era la misma. Ese es el modo como siempre empieza, sentado aquí y esperando al latido de mi corazón.

Dime por qué tiene que ser de esta manera. ¿Por qué no puede estar bien? ¿Por qué no puedo dormir por las noches? ¿Por qué tiene que ser así? ¿Por qué hay que pagar este precio?

Ahora las calles están oscuras y vacías. ¡Oh! si puedes vivir en esta ciudad y llegar a establecerte, puedes vivir en cualquier parte. Es así como siempre empieza, sentado aquí y esperando al latido de mi corazón.

[PÁGINA PRINCIPAL]

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: